martes, 8 de junio de 2010

¿Piernas hinchadas en diabéticos o distiroideos, son indicativos de complicaciones?


Dr. Roberto Holguin,
Director médico de la Casa del Diabetico


La tendencia frecuente de hincharse las piernas denota perdida del equilibrio homeostático del organismo y el inicio de complicaciones como Cardiopatía, nefropatía o Neuropatía diabética o distiroidea. Es de todos bien sabido que las principales causas de muerte de las personas diabéticas y tiroideas son, complicaciones que en un inicio son reversibles o sencillas de tratar, con cuidados mínimos; sin embargo si estas son persistentes u ocurren cada vez con más frecuencia, se hacen irreversibles. En el caso de la diabetes, el exceso de glucosa provoca una hipertonía o cambios de presión dentro y fuera de los vasos sanguíneos. Esta hipertonía intravascular o aumento de la presión dentro de los vasos sanguíneos a nivel renal inicialmente solo provoca aumento en la producción de orina y los pacientes orinan muy frecuentemente siendo mas notorio por las noches, pero si este cuadro persiste el riñón realmente se daña en su mecanismo de filtración y empieza a eliminar una gran cantidad de micronutrientes, al grado que se llegan a dañar los tubulos renales eliminando proteinas y aminoácidos esenciales, muy sintomáticas, con gran ataque al estado general, debilidad y dolores musculares generalizadas; ya que ante esta perdida el organismo hecha manos de sus propias masas musculares, destruyéndolas tratando de compensar la excreción renal exagerada de proteinas. Ello provoca una retención de líquidos cada vez mayor, imposibilitando la homeostasis, ya que las proteinas normalmente mantienen un tono en el sistema linfático, pero si disminuyen severamente en la sangre, ello complica el cuadro, al sobrecargar el trabajo tanto el riñón como el corazón, comprometiendo el intercambio linfático intersticial y el paciente acaba hinchándose severamente, al quedarse el liquido entre los tejidos, por no existir las condiciones para que recircule en el torrente sanguíneo. Por lo consiguiente, esto daña los tejidos ya que al no realizarse el intercambio de fluidos, estos dejan de recibir nutrientes, substancias de defensa, no se oxigena, si esto se mantiene por tiempos prolongados, empieza el daño primeramente sobre nervios, condicionando neuropatía y posteriormente obstrucciones de venas o arterias y ello puede llegar hasta la amputación de la extremidad por gangrena. Esto sucede mas frecuentemente de lo que creemos, y es realmente una negligencia, una auto desatención, es por ello que es tan importante acudir a grupos de autoayuda donde se le informe a detalle su estado general y grado de complicaciones muy personal; partiendo del hecho de que un diabetico, no es un enfermo, el enfermo es el que se descuida y trata de ignorar el estilo de vida que debe de llevar; es ahí donde entran los familiares que deben tratar de romper ese circulo vicioso, pero no con regaños, sino con comprensión y acompañarlos en sus caminatas y a sus platicas para enterarse también. En el caso del Hipotiroidismo la situación se debe no a la acumulación de líquido sino de un material viscoso por lo que se llama mixedema tiroideo. Sin embargo los mecanismos son muy similares y por lo mismo sus complicaciones, ambas condicionan hipertensión arterial que en un principio es leve, pero de no atenderse se trasforma en grave e irreversible, al dañarse de manera permanente sus riñones y corazón; disminuyendo su calidad de vida y pone en muy alto riesgo su vida.

En la práctica, la distribución de líquidos en el cuerpo sigue la regla 60-40-20. Para un adulto normal, aproximadamente el 60% de su peso es agua; el 40% esta dentro de la célula o intracelular, y el 20% esta fuera. Como 1 L de agua pesa 1 kg, se deduce que el 60% de una persona de 70 kg son 42 kg (o 42 L) de agua corporal total. Si el 40% del agua corporal es intracelular, 28 L, y el volumen extracelular aproximadamente 14 L, que se reparte entre el volumen intravascular (la sangre, que representa el 25%: unos 4 L) y extravascular (el líquido intersticial, el 75% restante: 10 L.


Los fluidos de estos compartimentos se intercambian constantemente manteniendo un equilibrio. El fluido intravascular sale y regresa a los vasos sanguíneos, a través de los capilares y entra en los tejidos o espacio intersticial. Este es el proceso de filtración de fluidos. Se estima que, en un órgano típico, aproximadamente un 1% de plasma se filtra hacia el espacio intersticial. En condiciones normales, para que el organismo esté en equilibrio, el mismo líquido que sale de los vasos sanguíneos hacia el espacio intersticial debe volver a la vasculatura y a la circulación, mediante el sistema linfático.

¿Por qué se hinchan las piernas cuando hace calor?
El calor es un factor adicional para que se hinchen las piernas, piernas, ya que las altas temperaturas interfieren de manera negativa en la circulación venosa, provocando hinchazón, dolor y cansancio, síntomas de alarma ante la posible aparición de várices.
Las várices son padecimientos frecuente en el que intervienen factores como el sobrepeso, la vida sedentaria y condiciones laborales que mantienen a la persona de pie o sentada por largos periodos a altas temperaturas, la salud de las venas de las piernas se resentirá, porque con el calor las venas se dilatan y por tanto la sangre circula más lenta, provocando que las piernas se hinchen y duelan, especialmente por las noches.
Uno de los motivos principales de que se nos hinchen las piernas en el correr del dia es debido a un desequilibrio entre estos volúmenes, condicionado por alteraciones en las presiones dentro y fuera de los vasos sanguíneos, donde contribuye importantemente la cantidad de sal, glucosa, potasio, magnesio, calcio, así como; niveles y acciones hormonales.
Cuando comemos con mucha sal es también frecuente que esto suceda, porque el riñón sufre mucho para poder eliminar la sal. También cuando tomamos muchas sodas, para esto debe tomar 2 L de agua adicional, para poder diluir y contrarrestar este exceso.


Te recomendamos que si trabajas sentada trates de poner los pies un poco mas altos del piso, también que trates de caminar media hora por día y cuando llegues a tu casa coloques las piernas por lo menos 15 minutos hacia arriba.


¿QUÉ CUIDADOS DEBO TENER?
Evite estar más de dos horas parada o sentada.

No cruce las piernas.
Procure no estar demasiado tiempo en el sol.
Use ropa y zapatos que no presionen la circulación sanguínea.

Haga ejercicio.
Camine diariamente.

Lleve una dieta sana fresca y balanceada.

Busque ayuda que alivie los síntomas y prevenga el avance de la enfermedad.

Entre los factores de riesgo que provocan angina de pecho o cardiopatía coronaria esta la diabetes, la hipertensión y el distiroidismo; ya que incrementan el riesgo de insuficiencia cardiaca en un 200% comparándolo con quien no tiene hipertensión.
En cuanto a la diabetes, sobre todo las mujeres diabéticas, aumenta de dos a ocho veces el riesgo de insuficiencia cardiaca. En parte viene ocasionado por la asociación que se produce entre diabetes y otros factores de riesgo como puede ser la obesidad, colesterol y presión arterial elevados que inicialmente manifiesta solo por edema o retención de líquidos. El mayor peligro viene dado por la presencia de enfermedad en el corazón que se ha venido produciendo con anterioridad un daño en el músculo cardiaco o en sus válvulas. En estos casos, el corazón ya perjudicado tiene que soportar otro incidente, como sería una arritmia, y es entonces cuando se produce una insuficiencia tal que hace fracasar la función de bomba, aumenta el riesgo de muerte por infarto cardiaco, y todo empezó con una simple hinchazón de piernas que pudo haberse tratado a tiempo.

DR. ROBERTO HOLGUIN ALMADA
Casa del Diabetico y Tiroideo.
Citas 6621485401 y 6621496416

drholguin@hotmail.com www.casadeldiabetico.org